La Asociación Gremial Chilena del Vidrio y Aluminio, ACHIVAL A.G., nace en octubre de 2004 como respuesta a la necesidad de articular una voz representativa, eficiente y con peso específico desde el sector hacia la comunidad:

El usuario chileno desconoce completamente la importancia de tener una buena ventana a la hora de adquirir una vivienda y sólo considera el tema cuando éste le genera problemas.

En atención a todos estos elementos, hacia fines del 2007, la Asociación Gremial inició un ambicioso proyecto, tendiente a mejorar la información que disponen arquitectos, constructoras e inmobiliarias al momento de especificar, elegir o fiscalizar un elemento relacionado con la ventana de aluminio.

En el ámbito de las ventanas de aluminio existe una amplísima oferta de alternativas y calidades, que a simple vista son difíciles de comparar, pero que en la práctica hacen la diferencia entre un producto que funciona y otro que a las pocas semanas muestra sus deficiencias, con altos costos para las inmobiliarias, los clientes finales y la industria en general, que ve mermada su imagen.

El mercado chileno está tan globalizado que es posible encontrar casi todas las marcas y accesorios existentes en el mundo, lo que en la práctica puede convertirse más en un problema que en una ventaja, porque llegan materiales de todo tipo, sin ningún requisito de calidad y sin una claridad y disponibilidad de información técnica que le permita al usuario tomar la mejor decisión

Se trata de un producto sensible, donde se articula una serie de partes y accesorios: desde el marco, pasando por el vidrio y hasta la quincallería, con bisagras, pestillos, manillas, rodamientos y felpas, entre varios otros que permiten que una ventana funcione correctamente.

De esta forma, a partir del mencionado proyecto de homologación de productos de quincallería para ventanas de aluminio, ACHIVAL busca entregar recomendaciones a los usuarios (arquitectos, inmobiliarias y constructoras), sobre los productos que cuentan con un estándar de calidad que asegura un buen funcionamiento de la ventana.

Con esto, lo que buscamos es decirle a las constructoras e inmobiliarias que ciertos proveedores son confiables, porque nosotros hemos chequeado los requisitos exigidos. El principal problema que existe hoy día con la oferta de ventanas de aluminio en Chile es que dos productos con durabilidades, funcionalidades y aceptabilidades de carga muy distintas se pueden ver iguales, incluso para el ojo experto.

 

 

En una primera etapa, dicho proyecto se ha concentrado en revisar los elementos de quincallería para ventanas de aluminio, donde ya se ha recolectado el grueso de la información de los principales fabricantes, aun cuando todavía es posible incorporar a nuevas empresas a esta lista que elabora ACHIVAL. Contamos con una amplia biblioteca con todos los productos que han sido homologados y que están a disposición de las inmobiliarias, oficinas de arquitectos y constructoras que lo requieran. Próximamente, se espera abordar también el ámbito de los marcos de aluminio y PVC y los vidrios.

En otro ámbito, a juicio de los ejecutivos de ACHIVAL, la entrada en vigencia de la legislación chilena en el ámbito de aislación térmica ha generado importantes avances en el área, los mismos que se esperan para el caso de la aislación acústica, cuando entre en vigencia la reglamentación.

Por otro lado, en relación a la tecnología asociada a mejorar la aislación termoacústica, en Chile existe una amplia oferta de alternativas con un alto nivel de innovación, sin embargo, hasta ahora muchas empresas se han dedicado exclusivamente a usar lo que les permita cumplir con la normativa, sin atreverse a experimentar en otras áreas, principalmente por una falta de interés de los usuarios en el tema y una insuficiente difusión de las ventajas de estas nuevas tecnologías.

En el ámbito de la formación de especialistas en la instalación y fabricación de ventanas, los ejecutivos coinciden en la falta de mano de obra que asegure una buena ejecución. En el caso de la ventana de aluminio, la gama de instaladores es tremendamente amplia y no toda cuenta con los conocimientos y el respaldo que se requieren. Esta falencia se hace mucho más delicada si considera. En este sentido, igual como ocurre con los productos asociados a la ventana, en el caso de la instalación, es muy difícil determinar en un primer momento si ésta se ha hecho bien o no. Es por eso que hace un tiempo la Asociación viene trabajando en la difusión de un set de manuales que han sido repartidos en distintas inmobiliarias, con el fin de especificar los principales requisitos que debe reunir una fábrica para asegurar una buena ejecución y posterior instalación.

la metra, principal de ACHIVAL, es que todos sus asociados cumplan con las exigencias del Manual, lo que sin duda marcará un mejor estándar para el país, puesto que la Asociación reúne a lo mejor de la industria y esperamos seguir ampliando nuestros socios en esa misma línea.